Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 agosto 2013 6 24 /08 /agosto /2013 23:20

Había estado deprimida en lugares tan hermosos,

Había degustado de manjares  únicos sin encontrar  gusto alguno.

Tantas oportunidades perdidas por mi mala predicción del futuro cercano,

hoy he pedido respuestas a mi almohada y he encontrado alguna pista.

 

Alguna vez, y no solo una, creo que desde el segundo día en que nos vimos me habías susurrado tus anhelos. Ese párrafo en el que querías tener una familia, me lo habías insinuado unas seis mil veces más durante los restantes  730 días, me decìas que era conmigo con quien querías concretar ese sueño.  Yo estando tan feliz, había imaginado un universo de unicornios y mariposas sangrantes alrededor de nosotros. Todo lo  que se ve en novelas de finales felices, ya sabes, un tipo de fantasía que cualquier doncella esperaría tener.  Todo lo había estado fabricando hasta esperar el día soñado.

 

Es en este punto de mi vida en que noto la diferencia en mi…

 

 Antes de conocerte ni siquiera imaginaba ese universo tan disperso, antes de conocerte ni siquiera alimentaba tal locura, esas ideas de casarse reproducirse y bodas de brillante eran brujerías de las abuelas.

Yo más bien era del tipo escéptico, me mantenía al margen junto a mi amiga M, conversábamos horas y horas de lo errado de la sociedad en que vivíamos, del machismo, de la idea absurda de casarse y tener una edad para ello, tener una edad para todo y etc.

Y en qué momento me envenenaron con esas ideas de antaño, en qué momento perdí la noción del tiempo, de la juventud, del ahora. El presente empezó a escabullirse para que yo encontrara solo momentos del futuro, momentos falsos que empezaban a volverse como un salmo que debía  rezar.

El presente se había convertido en una pesadilla,

Días sin besarnos, semanas sin hablar,  peleas por gestos por todas las escusas más insignificantes,  el presente solo era una pérdida de nuestra felicidad.

 Cuanto empecé a preocuparme tanto por cosas del futuro?

Cuando empecé a manipular el presente? pensando que con cada discusión iba a cambiar en algo nuestro futuro en pareja. Pensando que si arreglamos lo que no nos gusta de cada quien en el ahora, en el futuro ese problemilla no estorbará

La locura se volvió tan extrema que hasta me complicaba yo misma, que si el futuro será así, que si es mejor evitar esto de ti, o terminar, que debo corregir esto de mi, que no me debe perjudicar y tantas estupideces que habían estado arrancándome la espontaneidad y sonrisa del rostro.

 

Como si es posible moldear al hombre perfecto,

Como si es posible crear un universo en el cual te beneficies solo tú.

 Ya para ese entonces me había dado cuenta lo egoísta que me había vuelto,  quería retroceder cuanto antes a mis raíces.

 Cuando los días eran más ligeros, no cargaba peso ni preocupaciones, no esperaba nada a cambio de nada, era feliz con lo que recibía, agradecía por las cosas más sencillas, no me llenaba de complejos y siempre trataba a las personas con amabilidad y respeto.

La almohada me ha respondido, escuchó con detalles lo complicado que era mantener una relación como la nuestra, y se volvía más complicado si yo seguía actuando de la manera que actuaba, debía borrar cuanto antes esas expectativas de bodas y sueños paganos que solo dios sabe y solo el convertirá en realidad, entendí que el presente esta aquí y debía vivirlo ahora, dejar de perder el tiempo corrigiendo actitudes de un hombre que lo único que ha hecho es demostrarme amor y comprensión.

La almohada ha rezado conmigo entre lágrimas y sonrisas revelando mis deseos de cambio,

Es como un rayo de conciencia que debía escribir, tengo una meta y es ser feliz, tengo un camino y es disfrutar de cada día, ese futuro de unicornios tal vez no se  aparezca, el  hombre perfecto tal vez no me enamore más que el imperfecto que duerme conmigo los fines de semana  y la boda tal vez suceda el día de mi funeral.

Mientras tanto me prometo a mi misma cambiar esta actitud negativa en el amor, a esperar lo mejor de ti, dejar de criticarte dejar de tener la razón y solo amarte hasta que algún día me vuelva polvo

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Elina Felina - en La Trama
Comenta este artículo

Comentarios